Jueves 24 Julio   20:38 Hs
Lo mejor del deporte
 

Jugadores que hicieron historia

Sábado 31/10/09 A-AA+
Un repaso por los nombres que dejaron un recuerdo imborrable y ocupan un lugar privilegiado en la galería de los ídolos.


Segundo Villafañe
 VILLA
Don Segundo Villafañe, más conocido como "El Mono". Jugó desde el año 1950 hasta 1963; en el año 1959 jugó en Colón de Santa Fé. A pesar de su pequeño físico se destacó defendiendo por su gran habilidad, sobre todo para salir de las mas difiles gambeteando rivales. El arquero es José “Pepe” Fernandez, debutó en un partido clásico a los 16 años, tenía un enorme futuro pero a los 22 años dejó de jugar, edad que los arqueros comienzan tener experiencia.
 

 

 


"El Víctor" Pereyra

El santiagueño Victor Exequiel Pereyra, "El Víctor", un jugador distinto, talentoso zurdo, cuando recibía la pelota era imposible quitársela. Uno de los Grandes de nuestra historia. En el año 1974 fue distinguido por la revista El Gráfico como el mejor jugador del Interior.

Segundo Rómulo Corbalán

Santiagueño. Un 8 de categoría. Era capaz de "bajar" una pelota, así viniera a mil por hora. Era capaz de marcar, sabía "ponerse el mameluco", sabía anotar al punto tal que convirtió goles importantes y -para suerte de San Martín y desgracia de los rivales, le pegaba "como los dioses".

Raúl Corbalán

Santiagueño. Merece un párrafo especial por aquella gran alegría que le dio a la hinchada de San Martín, al convertir los tiros desde el punto del penal frente a Juventud Antoniana en aquella definición para ir por primera vez al Torneo Nacional en 1968. Nadie quería shotear, se persignó y... "a cobrar".
 
Mariano Comán

Uno de los más destacados de la historia. Jugó en la década del 40, fue reconocido como "El Gran Capitán", no sólo de San Martín sino del futbol tucumano. Un caballero dentro y fuera de la cancha. Jugador número seis de los de antes. Un caballero, humilde, de ésos que se desplazaban siempre en su vieja bicicleta -con aquellas pinzas sujetando sus botamangas-. Importante en el equipo. Hay quienes todavía insisten en que él perteneció al grupo de los talentosos de la historia sanmartiniana.
 
Juan "Malevo" Ferreyra

Vino de Tucuman Central, un jugador de lujo que se hizo famoso al convertir el gol de la victoria a Boca en 1968. Se proyectaba a gran velocidad hasta el minuto 90, parecía tener varios pulmones, completo, así como marcaba las puntas podía jugar de delantero.
 
Jorge Inocencio Teijón

Otro lujoso mediocampista, su juego era muy parecido a nuestro reconocido capo Noriega, jugó a comienzos de los '70, luego vendido a Belgrano de Córdoba.
 
Miguel Angel Pérez
 
Un goleador de lujo, integró la delantera de los "Tres Miguel", Sánchez, Pérez y Toledo. Vino y de Tucumán Central y hubo que esperarlo hasta que "explotó". En el año 1970 convirtió goles en todos los partidos. La hinchada esperaba el gol de Pérez hasta cuando ya expiraba el partido.
 
Juan Carlos Carol

Es considerado el jugador mas emblemático de la historia, el que convirtió mayor cantidad goles. Goleador indiscutido, ponía la pelota donde el quería. Una vez -perdiendo 3-0 con los archirrivales- les convirtió 4 goles por lo que la hinchada gritaba: "Oh, Carol, no te vayas nunca". Vendido a Cerro de Montevideo, cuando regresó fue el DT que trajo innovaciones en el fútbol tucumano al incorporar un Preparador Físico y un Médico junto a los planteles, algo desconocido a fines de los años 60 en Tucumán.   

Federico Armando Akemeier

Uno de los grandes goleadores de la historia, le pegaba a la pelota desde lejos con una violencia impresionante. Si no era gol pegaba en el poste o en el travesaño. Vino de Vespucio, Salta y se radicó en Tucumán. Todos los equipos grandes lo buscaban para llevarlo a Buenos Aires. Pero su cotización era muy elevada y luego lo declararon intransferible. 

Ramón Espilosín

Su verdadero nombre es Miguel Cruz Albornoz pero en los registros del pasado figura como Espilosín. Es el padre de Roberto, colaborador de esta página. Nos cuenta Roberto que eran tan modestos estos hombres del pasado que nunca le dieron la verdadera importancia el vestir la camiseta de San Martín. Años atrás descubrió que integró el equipo subcampeón de la República por los archivos de los diarios junto a Bissi, Blasco, Lacroix, Figueroa, Acosta, Coman, Aguilar, Lirio Díaz, los Juarez, Gramajo, etc.  Debutó a los 18 años en el año 1939. Actualmente tiene 88 años y es el ex/jugador de mayor edad que está con vida.
 
Roberto Santillán

Simplemento Don Roberto, respetado por propios y extraños. Director Técnico desde el año 1939 hasta 1956 donde se obtuvieron 30 títulos de Campeón, entre ellos el de Campeón de la República en 1944. Asesor permanente del Club hasta su muerte en el año 1996.  Admirado por propios y extraños. Maestro de grandes jugadores, gran redefrente. Era un padre, era un amigo. Era un "Señor".
 
Miguel "Cucaracha" Sanchez

Miguel Sánchez, más conocido por Cucaracha Sanchez. Delantero veloz que vino de Bella Vista en 1969, enloquecía a las defensas, fue vendido a Racing en 1971.

José "Coyita" Arias

José Secundino Arias, más conocido como el "Coyita Arias, marcador de punta, jugó desde el año 1945 hasta 1957. Santiagueño, jugó en casi todos los puestos de la defensa. A pesar de ser bajito, llegaba por arriba a todas las pelotas con gran solvencia. No perdía casi nunca. Jugó durante doce años y durante ocho fue capitán.
 
Humberto "Coya" Gutiérrez

Humberto Daniel Gutiérrez. Uno de los grandes delanteros que pasaron por  la institución. Vendido a Velez luego jugó en Boca Juniors donde fue ídolo.  Fue goleador por excelencia. Tenía un pique tan corto que sorprendía a todos en carrera. Era "guapo", no se achicaba nunca.  
 
Roberto Juárez

Jugó desde el año 1939 hasta 1955. Famoso por los goles de cabeza. También fue DT de los "Santos" y actualmente tiene 86 años.
 
Ricardo Tindal Adet

Considerado por los hinchas "Santos" y rivales del pasado como el mejor arquero que se vió en Tucumán en toda la historia. Jugó para San Martín desde 1946 a 1957. Era grande, tan grande que una vez -cuando tenía 50 años- jugando un partido amistoso, las atajó a todas. Tenía un párpado caído, por lo que le decían "el Tuerto". Nunca jugó en Buenos Aires porque creían que no veía, pero los que no veían eran ellos....
 
Emilio Abraham

Era el arquero suplente de Adet, fue prestado a F.C.Oeste, luego vendido a Independientedonde fue titular y llegó a jugar en el Seleccionado Argentino. Independiente formaba con: Abraham, Barraza y Mousegne; Brito, Emilio Varacka y José Varacka; Micheli, Cecconato, Bonelli o Lacacia, Grillo y Cruz.
 
Martín Blasco

Estampa de Gran Mariscal. Patrón del área, sólido defensor durante muchas temporadas. Era fuerte, impasable y respetado por los delanteros rivales.

Jacinto Eusebio Roldán

En diversas encuestas realizadas entre hinchas "Santos" fue elegido como el mejor jugador de la historia del club. Dejó una estela imborrable en el club, desparramando su talento por las canchas de la provincia, del país y del exterior. Gran definidor, siempre brilló.

Guillermo César Reynoso

Un mediocampista central clásico, que exhibió su talento en San Martín, San Lorenzo de Almagro, Racing Club y el fútbol colombiano. El "Pucho", nacido en Catamarca, pero tucumano por adopción, era de esos jugadores con "ojos en la nuca". Se caraterizaba por la precisión de los pases. El anticipo y el toque eran sus mejores armas.

Omar Marchese 

Apodado "Pilla-Pollo". Vino de Santa Fe y al no tener cabida -al pricipio- como jugador en San Martín, llegó a trabajar en las oficinas del club, hasta que con dedicación, ahinco y ganas de superarse, llegó a ser el único jugador a quien la hinchada le dio un trofeo. Llegó a ser un grande.

Miguel Arnaldo "Pamperito" Toledo

Fue desequilibrante. Desbordaba por las dos puntas. Siempre le convirtió goles a Atlético Tucumán. Convirtió en goleadores  a muchos compañeros de ataque.   

Jorge Adrían Calderón

Un 8 de categoría. Trabajador como él solo. Jugador de gran despliegue. Jugó en la Capital Federal. Sabía lanzar, marcar, golear. ¿Qué más se podría pedir a un jugador para que sea grande?

Alfredo Santiago Juárez

Más conocido como "Pichón". Santiagueño. Número seis como los que no hay. Gozaba de gran talento para sacarse problemas "cuando las papas quemaban". Tenía proyección y era guapo como nadie.

Pedro Pablo Robles

Número 4 y 3 de gran temple. Era un "perro de presa". Llegó a marcar a los grandes y siempre se destacó. Fue -quizás junto a José Arias, Ricardo Adet, Juan Carlos Carol y otros- uno de los que más años defendió la "rojiblanca".

Daniel Bini

Su gran entrega en todos los sectores del campo de juego era el factor más importante para mantener un resultado "cuando las papas quemaban".

Jorge Orlando López

Se formó futbolísticamente en Buenos Aires, donde fue compañero del más grande: Diego Armando Maradona. Gran definidor y se dice que estaba dos segundos adelantado en cualquier jugada. Lo apodaron el "Eterno", ya que -a pesar del paso de los años- jugaba siempre como si tuviera 20.

Roque Martínez

Gran número 9 y 10. Se caracterizaba por el gran manejo, su dribbling, su definición, su pegada y a veces también, su pase gol. Fue un grande. Jugó también en el Tolima de Colombia.

José Humberto "Capo" Noriega

Santiagueño. Gran número cinco con una pegada envidiable y una gra presencia. Podía poner una pelota en cualquier rincón del arco cuando ejecutaba un tiro libre. Un notable remate de larga distancia.   

Ricardo Luis Troitiño

Apodado "El "Rana"). Extraordinario, desequilibrante. Gracias a su sorpresa se llegó a golear. Ricardo fue imparable en aquel partido del 20 de Noviembre de 1988 ante Boca Juniors. Inolvidable.  

Francisco Guillén

Uno de los muy buenos arqueros que pasaron por San Martín. En el Torneo 1992/93 fue elegido por la revista El Grafico como el mejor del Torneo Apertura.  El "Nene", o el "Patón" fue un gran arquero y mejor persona. Fue el "causante" principal del segundo ascenso a Primera División: sacó pelotas difíciles en momentos complicados.

Antonio Vidal González

Misionero. Estuvo dos veces en San Martín y siempre será recordado como aquel muchachito que le convirtiera tres goles a Boca aquel histórico 20 de Noviembre de 1988. Se fue a Argentinos Juniors dejando en carácter de "donación" una deuda de 5.000 dólares que el club mantenía con él. Fue un grande.

Héctor Guillermo "Pelusa" Cejas

Era un exquisito número 2, aunque comenzó de 4. Capaz de hacer un "sombrero" en el area chica y salir jugando.

Mario Alberto "Cococho" Jiménez

Un número 4 como los que no hubo. Tenía una proyección única por el lateral derecho y era "guapo". Fue partícipe de los dos primeros ascensos de San Martín: en 1988 y en 1992. Regresó al club en una época mala, para disputar el Argentino B 2002/2003. Su paso por el club quedará en la memoria de todos los hinchas.

Carlos "El Bomba" Scimé

Se formó en Sportivo Guzmán, pasó a los "primos" y pensando ellos que ya "no les servía", le permitieron jugar para San Martín. Fue clave en el segundo ascenso, con aquel inolvidable gol olímpico en Isidro Casanova ante Almirante Brown. Será imposible borrarlo de nuestras mentes.

Raúl Edmundo Wensel

Era un muchacho que vino de Buenos Aires y que en base a su entrega y a sus goles se ganó el corazón de los hinchas "Santos". Era un potente delantero.

Luis Alberto "Pocho" Moreno

Zaguero de gran solvencia, que también vistió la camiseta de Banfield en Primera División. 

José Alfredo "Cachi" Zelaya  

Un gran definidor. Con una notable frialdad resolvía en el área. El 17 mayo de 1994, el "Santo" derrotó en su estadio a Roma de Italia, por 1 a 0, con un gol anotado por Zelaya, a los 27 minutos del primer tiempo.

Miguel "Tigre" Amaya

Uno de los jugadores más queridos por los hinchas en las últimas dos décadas. Con su sacrificio, sus goles y su oficio se ganó un lugar privilegiado en el corazón de la hinchada, a punto tal que cada vez que marcaba un gol, desde las tribunas bajaba un cántico especialmente creado para él: "Que lo vengan a ver, que lo vengan a ver, no es Palermo ni el Bati, es el famoso Tigre Miguel".

Gustavo "Ratón" Ibañez

Escurridizo, de gran velocidad y encarador. El delantero nacido en San Pablo fue el jugador más destacado en el ascenso del Argentino A al Nacional B, en la temporada 2005/2006. Se dio el gusto de jugar en Primera División, después de haber vestido la camiseta albirroja en todas las categorías del ascenso. 

Juan "Patrón" Monge

Defendió la camiseta de San Martín en cinco categoría diferentes. Llegó al club en una época difícil, cuando el club disputaba la Liga Tucumana de Fútbol y se consolidó como un pilar de la defensa. Una pieza inamovible en el esquema de Carlos Roldán, fue el capitán del equipo durante varios años. Cumplió un sueño al jugar en Primera, con 36 años, anotándole un gol a Huracán, en su debut en la máxima categoría.

Y podríamos seguir nombrando jugadores, hasta conformar una lista interminable. Ente otros podría citarse a Raúl de la Cruz Chaparro, Carlos "Chacho" Lizondo, Pedro Arturo Monteros, Juan Carlos Torales...