Domingo 23 Noviembre   05:51 Hs
Lo mejor del deporte
 

¿Por que los Jamaiquinos son los más rápidos del mundo?

Lunes 06/08/12 A-AA+
Porque_los_jamaiquinos_son_los_myAs_rapidos_del_mundo.jpg
Luego de haber obtenido un nuevo record mundial en los 100 metros, Usain Bolts, el planeta se pregunta que tienen los atletas jamaiquinos. Genética, dedicación, o solo una buena alimentación.

Por más que lo intentan, los estadounidenses ya no son los reyes de la velocidad. Desde los Juegos de Pekín en 2008, ese honor ha recaído enun rival, Jamaica, que acapara oros como si tal cosa. Usain Bolt ha ganado el de los 100 metros en Londres con una carrera estratosférica y ha reeditado su triunfo hace cuatro años. Su compatriota Shelly-Ann Fraser Pryce también se ha impuesto en el hectómetrofemenino. Junto a ellos, un ramillete de grandísimos atletas como Yohan Blake, Asafa Powell y Veronica Campbell-Brown, entre otros, que están al quite por si los primeros espadas fallan.

Jamaica podría dedicarse a la exportación de velocistas al mundo. Quizá dejaría de ser una isla tan pobre. A los nombres mencionados antes y que compiten para su país en este momento, hay que señalar otros que brillaron anteriormente como Arthur Wint y Quarrey McKenley, los ídolos de Bolt, o Merlen Ottey, la maestra de Veronica Campbell y Shelly-Ann Frazer. Y todavía puede hablarse de otros jamaicanos que alcanzaron la gloria olímpica con otra nacionalidad. Son los casos de Donovan Bayley  y Linford Christie medallistas olímpicos con Canadá y Gran Bretaña.

¿Tienen los jamaicanos algo genético que los predispone a correr tanto? Se han realizado estudios al respecto, pero todavía no hay ninguno que sea concluyente. Una investigación halló que el “70% de los jamaicanos tenían una variación fuerte del gen ACTN3”. Este gen produce una proteína en las fibras musculares de rápida flexión, asociada con el rendimiento explosivo. Estudios posteriores han relativizado ese descubrimientoporque, por ejemplo, se ha encontrado en un mayor porcentaje en los habitantes de Kenia, cuyos atletas son especialistas en las pruebas de resistencia.

Precocidad y naturalidad

Los jamaicanos, por su parte, prefieren recurrir a aspectos menos técnicos. Para Bolt, la clave está en la “competencia” en los campeonatos de niños y niñas en Jamaica, a los que acuden 30.000 personas y son retransmitidos a todo el país. Ayudan a que los niños se esfuercen por ser los mejores. “Me ayudó a superar mi miedo de correr frente a miles de personas y también a controlar la presión”. Hay un vídeo en Internet en donde unos periodistas intentan explicar el por qué de su capacidad para correr.

Para el nacionalizado británico Linford Christie, su idilio con la velocidad comenzó gracias a su abuela. “solía mandarnos por encargos a la tienda y nos decía que escupiría en la tierra, así que teníamos que regresar antes de que se secara. ¡Quería decir que corriéramos rápido!”, declaró en cierta ocasión. También la abuela de Bolt influyó en que su nieto corriera convenciéndole de ir a unos campeonatos junior. Bolt no quería ir porque creía que iba a perder al correr con chicos mayores. Como dice el padre de Bolt en el vídeo anterior, el resto es historia.

Por unas razones u otras, está claro que en Jamaica los velocistas se moldean desde pequeños. La pobreza también influye para potenciar sus capacidades físicas. Bolt y Campbel-Brown nacieron en la misma región y los dos iban de pequeños a por agua, que cargaban luego en largas caminatas. Para Blake, por su parte, el ambiente rural en el que creció le ayudó a ser más veloz porque de pequeño se dedicaba a correr con las cabras. Muchos jóvenes buscan en el atletismo la llave para prosperar.

Trabajo y más trabajo

Lo que es indudable es que todos estos grandes campeones han entrenado luego mucho para llegar adonde han llegado. No tienen todos los medios tecnológicos que disfrutan los estadounidenses, pero lo suplen con mucha dedicación. A Bolt lo transformó su entrenador Glen Mills, que cambió a un chaval al que le gustaba la comida basura y la fiesta, y que remoloneaba en los entrenamientos por su superioridad física, por un atleta implicado y metódico, que entrena y entrena. Más lejos de su cara festiva de lo que parece.

Blake, por su parte, recibió el apodo de ‘La Bestia’ de parte de Bolt por su manera incansable de entrenar. Los dos velocistas entrenan en la Universidad West Indies de Mona. Los dos son grandes amigos y celebraron juntos su doblete en Londres.

¿Alimentación?

En Jamaica presumen de su sana alimentación, pero no parece que vaya a estar ahí la clave. Cualquier atleta profesional de alto nivel hoy en día tiene nutricionistas y lleva a cabo una dieta que le beneficia y evita que eche a perder su estado de forma. Si fuera por comer camotes, alimento típico de Jamaica, los estadounidenses ya habrían cambiado las patatas fritas por ese tubérculo.

Los jamaicanos corren mucho y no parece que vayan a dejar de hacerlo. Justin Gatlin, Tyson Gay, Carmelita Jeter y compañía no lo van a tener nada fácil para devolver a Estados Unidos el cetro de la velocidad. Los jamaicanos no desvelan su secreto por nada del mundo.

¿POR QUE LOS JAMAICANOS CORREN TAN RAPIDO?