Viernes 18 Abril   20:04 Hs
Lo mejor del deporte
 

Federer ganó Wimbledon y volvió a ser el número 1

Domingo 08/07/12 A-AA+
ROGER.jpg
El suizo se adjudicó por séptima vez el torneo de Wimbledon, tercer Grand Slam del año, y recuperó el número 1 del mundo, tras superar al escocés Andy Murray por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4.

Federer vuelve a ser número 1 luego de más de dos años, cuando el español Rafael Nadal le arrebató ese sitio de privilegio el 6 de junio de 2010.

En tanto, Murray, cuarto jugador del ránking mundial del ATP, no pudo lograr el título y sigue la sequía para tenistas británicos desde 1936, cuando Fred Perry se impuso en el court central del All England.

"Rogelio" logró un `sprint` impresionante, ya que comenzó el certamen londinense en el tercer puesto del ranking y pudo coronarse nuevamente como el número 1 del mundo.

Pero por si fuera poco y como para agregarle presión, al volver a situarse al tope del ranking de la ATP, igualó otro record de su ídolo Sampras, quien con 286 es el tenista que más semanas se ha mantenido al frente del escalafón mundial.

Roger lleva 285 semanas como `number one` (237 de ellas han sido de manera ininterrumpida), al conquistar su séptimo campeonato en el All England Tennis & Croquet Club de Wimbledon, y mañana aparecerá al tope de la ATP, por tercera vez en su carrera.

Y será muy difícil que pueda ceder esa posición, por lo menos hasta el cuarto Grand Slam del año, que será en septiembre en cemento neoyorquino de Flushing Meadow.

Así superará por lo menos en 10 semanas al gran Pete, ganándose el lugar más importante al tope de la historia del tenis.

El primer set fue cambiante y emocionante, ya que en el primer game Murray logró quebrar el saque de Federer y tras obtener el suyo se adelantó rápidamente 2 a 0.

Pero el suizo logró reaccionar y tras mantener su servicio en el tercero, pudo adueñarse en el cuarto game con el saque del escocés y puso el parcial 2 a 2 y estableció la igualdad en el juego, paridad que se mantuvo hasta el noveno punto.

Murray, tras retener con esfuerzo su saque en el octavo game, pudo quebrar nuevamente en el noveno y se adelantó 5 a 4, para quedarse con el set en game siguiente con su servicio por 6 a 4.

El segundo set fue también parejo, pero con la sensación de que en el escocés se quedaría con el mismo en todo momento, ya que ganaba los saques con tranquilidad y exigía al suizo cuando éste disponía de su servicio, tanto es así que Federer debió esforzarse en el quinto y en el noveno game para que Murray no quebrara.

Pero el set se extendió y Federer pudo quebrar en la primera instancia en la que dispuso en el duodécimo game y se quedó con el set por 7 a 5 y con la posibilidad de volver al partido.

El tercer set comenzó con la misma intensidad, pero el partido fue interrumpido en el tercer game con `score` 1 a 1 y 40-0 para Federer, debido a que comenzó a llover y hubo que esperar que se cerrara el court central con el techo corredizo.

Tras un poco más de 50 minutos se reanudó y Federer comenzó a dominar el juego, por lo cual no extrañó que quebrara en un interminable sexto game para ponerse 4 a 2, encaminar el set y quedarse con el parcial por 6 a 3, ante un nervioso Murray.

En el cuarto set se prolongó la supremacía de Federer, quien volvió quebrar en el quinto game y doblegó la resistencia de Murray, quien a pesar de jugar un partido espectacular, observaba como el partido se le escapaba de las manos.

El suizo cerró el match con un 6-4 en el cuarto set, ratificó porque es el mejor de la historia en este deporte y logró su objetivo de regresar a la cima y superar al mítico Pete Sampras.

El suizo nacido en Basilea el 8 de agosto de 1981 se había coronado en Wimbledon en 2003, 2004, 2005, 2006, 2007 y 2009.

Además, el helvético igualó el record de siete títulos en manos del británico William Renshaw -campeón en la prehistoria del torneo- y del estadounidense Pete Sampras, y estiró su cosecha a 17 títulos de Grand Slam, y a un total de 74 títulos ATP en su carrera.

Murray tenía una historia favorable de 8-7 sobre Federer, a quien venció en Cincinnati 2006, Dubai, Madrid y Beijing 2008, Doha e Indian Wells 2009, Canadá y Shangai 2010.

El suizo, ahora también con 8 victorias sobre el escocés, se había quedado con el triunfo en siete ocasiones: Bangkok 2005, US Open 2008, Cincinnati y Londres 2009, Australia y Londres 2010, y Dubai 2012 y, hoy en el court central de Wimbledon.

Así, la definición en el All England fue brillante, se desarrolló entre dos tenistas de estilos opuestos, entre un Federer completo, que atacó por los dos lados (drive y revés), y un Murray con una técnica exquisita, muy paciente e inteligente, pero que debió rendirse ante la superioridad del mejor de la historia. (Télam)